• Ampliar opciones. Generar oportunidades.
  • Mejorar la autoestima. Ganar confianza.
  • Potenciar las habilidades propias.
  • Gestionar las emociones.
  • Mejorar la comunicación y optimizar el liderazgo.
  • Mejorar las habilidades sociales y las relaciones interpersonales.
  • Incrementar la productividad. Gestionar conflictos.
  • Mejorar eficiencia y resultados.