COACHING vs ACOMPAÑAMIENTO

APRENDE  A SER FELIZ CON LO QUE TIENES MIENTRAS PERSIGUES LO QUE QUIERES

Jim Rohn

Simplemente cuando nos enfrentamos con la vida nos surgen continuamente necesidades, inquietudes nuevas, hay muchas razones por las que acercarte a alguien para que te acompañe, para que te ayude a conseguir lo que persigues, ¡Claro para hacer coaching!

Quizás se entienda mejor que en lugar de coaching lo que buscas es acompañamiento; alguien, algo que te ayude a estar más cerca del sitio donde quieres llegar.

Siempre puedes acudir a un amigo, un familiar, un consejero que te ayude en ese proceso, eso está bien, si está despojado de subjetividad, parece indispensable que cualquier “trabajo de mejora” o de cambio personal esté cargado de neutralidad y consciencia.

¡Coaching como espacio de apertura de tus tres mayores dimensiones personales!

Precisamente ese espacio neutral para que alcances consciencia plena te lo va a ofrecer un proceso de coaching, si quieres, un proceso de acompañamiento; en un proceso de coaching no vas a recibir consejos ni sugerencias, ni siquiera vas a escuchar lo que quieres oir, básicamente vas a trabajar en tres dimensiones:

  1. Cada persona o entidad tiene los recursos necesarios y propios para alcanzar el éxito y para asumir el cambio.
  2. Cada persona o entidad puede realizar un cambio en su trayectoria y para eso comenzar por un cambio en lo más profundo de su ser, a partir de ahí surge el cambio en la forma de pensar y en la forma de hacer.
  3. Cada persona o entidad puede tener los objetivos suficientemente claros para tener la motivación, la fuerza interior y la seguridad, que les genera la actitud para establecer una estrategia neuronal de éxito.

Pero tu mentalidad se mueve si la alimentas de objetivos estimulantes y si tienes la consciencia del avance y la evolución. En ese sentido el coaching también te ayuda a alinear tus objetivos, tus retos y tu evolución, conectándote con tus valores esenciales y ayudándote a movilizarte, por tanto a descubrir, a describir y a diseñar tus motivos para la acción, tu motivación.

¡El coaching te ayuda a crear un entorno estimulante, desde el poder de las experiencias vividas y la creación de nuevas experiencias!

Por todo lo anterior, el coaching consiste en el acompañamiento individualizado de una persona, organización, empresa o entidad en un proceso de cambio dirigido a la consecución de sus objetivos, estableciendo las estrategias necesarias para conseguirlos.

Aquellas tres dimensiones en las que vas a trabajar en un proceso de coaching se van a transitar desde tres principios fundamentales, la consciencia de dónde estás y hacia dónde quieres ir, la responsabilidad de andar ese camino y la acción masiva para conseguir tus objetivos. Este acompañamiento está enmarcado en la confianza que se establece con tu coach y en el compromiso mutuo por el proceso.

¡Date el permiso para entender que la única constante en este mundo es el cambio!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *