EL CAMBIO QUE NECESITAS PARA DESARROLLAR UNA MENTALIDAD EXITOSA

¿Cuántas veces al día te topas con personas que tratan de explicarte qué es el éxito? Es curioso que la gran variedad de explicaciones que se pueden encontrar sobre este tema nos hacen estar aún más confusos.

summit-1209168_1920
Imagen de Free-Photos en Pixabay

Es probable que lo que entiendes como éxito te provoque un sentimiento de urgencia por alcanzar tus objetivos. Teniendo en cuenta que éxito y felicidad van de la mano, quizá habría que pensar que, si algo no te hace feliz, no es un éxito real.

Y yo te pregunto: ¿te puede llegar a hacer feliz vivir con el estrés constante por lograr lo más rápido posible tus metas?

Hoy me gustaría responder a esta pregunta y darte una alternativa a esa mentalidad de búsqueda urgente del éxito.

El verdadero secreto del éxito

Creo que coincidirás conmigo en que, de manera general, se relaciona el éxito con el fin, con la meta. Pero esto no debe ser necesariamente así.

El éxito tiene que ver con el resultado, y el resultado no siempre está solo al final. Bajo mi punto de vista, los resultados que se van obteniendo durante el camino hacia un objetivo también son pequeños triunfos.

De hecho, esos resultados son los que construyen el éxito. Entonces, ¿por qué no empiezas a disfrutar superando cada pequeño obstáculo que te encuentras?

Te propongo una actividad rápida: imagina que eres un/a escritor/a. Estás empezando tu nueva novela. ¿Piensas más en el prólogo o en terminar la novela concreta? No tiene que ser una respuesta radical. Puedes pensar en ambas cosas. Pero, ¿a cuál le das más importancia? ¿Qué consecuencias tiene esto en tu motivación y en tu concentración?

Ahora, intenta aplicar este problema a una situación de tu vida cotidiana. Verás que encuentras similitudes respecto al grado de motivación y de concentración.

En definitiva, la idea que te propongo es cambiar el foco. Deja de centrarte exclusivamente en el final del camino, y dale importancia a lo que tienes delante.

¿El dinero da la felicidad?

Si hay un aspecto en el que siempre se piensa cuando se habla de éxito en la sociedad occidental, es en el dinero. El dinero tiene un gran peso en nuestro estilo de vida, lo cual provoca que se relacione con frecuencia con la felicidad.

money-2724241_1920
Imagen de Nattanan Kanchanaprat en Pixabay

Pero, ¿significa esto que el dinero sea éxito? ¿El dinero es felicidad?

Indudablemente, tener o no dinero nos condicionará a un mayor o menor disfrute de la vida. Eso no lo puedo negar. Sin embargo, considero que no se debe establecer el dinero como un fin.

El dinero no debe ser la meta. El dinero es un medio para lograr esa meta. En muchos casos será el medio más importante, pero un medio al fin y al cabo.

El éxito y la felicidad no deben estar sujetos inevitablemente al dinero. Poco a poco, te irás dando cuenta de que, cuanto más prescindas del dinero, más feliz te llegarás a sentir.

¿Cómo se puede hacer esto? Existen mil maneras, pero todo parte de una sencilla idea. Tiene mucho que ver con el consejo anterior: Disfruta del camino, del crecimiento y el enriquecimiento que obtienes al progresar hacia tus objetivos y saca provecho de cada una de las experiencias que vivas.

Muchas veces, puedes ser feliz y sentirte exitoso/a sin necesidad de alcanzar las grandes metas que te habías propuesto.

smiley-2979107_1920
Imagen de Gino Crescoli en Pixabay

Un aspecto que tiene mucho que ver con la felicidad es la satisfacción en tu trabajo. Por eso, te recomiendo que te pases por este artículo, en el que te cuento cómo disfrutar de tu empleo y gestionar los días buenos y no tan buenos.

¿Qué es para ti el éxito? ¿A qué das importancia en tu vida para ser feliz? Te invito a comentar qué opinas sobre este tema. ¡Muchas gracias por leer hasta aquí, un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *